Elena Torres

En Rasante

La intención del proyecto nace de querer crear una visión especial al usuario, para eso se baja la cota del suelo y los ojos del espectador quedan prácticamente a nivel de calle. El espacio está diseñado como un mirador que se proyecta, pero escondido en parte bajo tierra, una cáscara que nace y orienta hacia el sur. Al estar en pendiente, unas viviendas no interfieren en las vistas de las otras.

Tenemos un variado número de usos y usuarios, todos con un factor común; el gusto por la naturaleza y la realización de actividades en ella; además de un alto grado de actividad deportiva, por ello, se crean unas instalaciones que puedan ser útiles para muchos de ellos. Para hacer una distribución más efectiva y no alterar visualmente el paisaje con caminos y vehículos se decide hacer una serie de recorridos subterráneos similares a los que en un hormiguero podemos encontrar, túneles heterogéneos que conectan las viviendas y espacios públicos con entradas en varios niveles como si de otra comunidad se tratara.

Leave a Reply