Palabra



Las palabras son unidades que constan de significante y significado. La Semántica es la ciencia que estudia el significado de las palabras, esto es, el concepto que estas representan. La Morfología se orienta más hacia el significante de la palabra. En concreto, se interesa por la clase a la que pertenece la palabra (nombre, verbo, adjetivo…) y por sus constituyentes (lexema y morfemas).


Tomemos como ejemplo la palabra atormentar. La Semántica dirá que es una palabra polisémica con varios sentidos 'causar un dolor físico o espiritual', 'torturar a alguien', 'atacar y destruir con la artillería'. También se fijará en la relación de atormentar con torturar, fastidiar, molestar, aburrir... como miembros todas ellas de un mismo campo semántico. La Morfología señalará que atormentar es un verbo en infinitivo. También que se ha formado por parasíntesis con el nombre tormento al que se le han agregado el prefijo a- y la terminación final -ar propia de los infinitivos. Finalmente, la Morfología se preocupará por relacionar estos tres componentes con el significado de la palabra, estudiado por la Semántica.


La característica principal de las palabras consiste en que se escriben aisladas (“mínima unidad [construida] libre”), de modo que todo aquello que aparece entre dos espacios en blanco en el papel es una palabra. Por desgracia, las cosas no siempre son tan sencillas. Puede suceder que dos o más supuestas palabras sean en el fondo una sola. Es lo que sucede en estos casos que aparecen en cursiva:


Ha sido detenido un famoso delincuente que había atracado varios bancos.


Ha sido detenido es el verbo detener en un tiempo de la voz pasiva y había atracado es el verbo atracar en la tercera persona del singular del pretérito pluscuamperfecto de indicativo. Aunque físicamente son tres o dos palabras equivalen a una sola.


    Otras veces sucede lo contrario y, en lo que aparentemente hay una sola palabra, se encuentran dos o más. Por ejemplo, en:


Quítaselo, viéndolo, del.



En quítaselo se han juntado tres palabras: el verbo quita (imperativo de quitar), el pronombre se y el también pronombre lo. Viéndolo es la suma del gerundio de ver y, de nuevo, el pronombre lo. Finalmente, del es la suma de de + el, que se han contraído. Este hecho de que varias palabras equivalgan a una sola es especialmente manifiesto en las locuciones, combinación estable de dos o más unidades lingüísticas que funciona como una sola palabra (pan de ángel, doblar la rodilla, a tontas y a locas, a pesar de que, ¡madre mía!...)



Clases de palabra



Según su categoría gramatical:


CLASE SUBCLASES CONTENIDO FUNCIÓN MORFEMAS GRAMATICALES
Nombre (o sustantivo) Propio/ común, abstracto/ concreto, individual/ colectivo, contable/ no contable Personas, animales, cosas y otras realidades semejantes con identidad Sujeto, complemento directo, atributo, término de una preposición. Núcleo de un sintagma nominal Género, número, diminutivo, aumentativo, despectivo
Adjetivo Valorativo/ descriptivo, especificativo/ explicativo Propiedades de personas, animales… Complemento del nombre, atributo, predicativo. Núcleo de un sintagma adjetivo. Género, número, grado (comparativo, superlativo)
Verbo Principal/ auxiliar, copulativo/ pseudocopulativo, transitivo/ intransitivo Sucesos (hechos que ocurren en un tiempo) Núcleo del predicado (= sintagma verbal) Tiempo, aspecto, modo, persona, número
Adverbio Lugar, tiempo, frecuencia, modo, cantidad, afirmación, duda, negación Muy variado y relacionado con las distintas circunstancias. Algunos son constantes (fácilmente), otros dependen de la situación y el contexto (aquí) Complemento circunstancial de un verbo, complemento de un adjetivo o de otro adverbio o modificador oracional. Núcleo del sintagma adverbial Algunos admiten superlativo, diminutivo o aumentativo
Determinante (o adjetivo determinativo) Artículo, demostrativo, posesivo, cuantificador (numeral, indefinido) Dependiente de la situación y el contexto Identificar y cuantificar los nombres Género, número, persona (posesivos)
Pronombre Demostrativo, indefinido, interrogativo, relativo, personal, reflexivo, recíproco Dependiente de la situación y el contexto Sustituir nombres. En las oraciones pueden desempeñar las funciones propias de estos y de los sintagmas nominales Género, número, persona (personales, posesivos), caso (personales)
Preposición Propia (a, ante, bajo…) e impropia (durante, mediante). Nuevas preposiciones: vía, versus Abstracto y dependiente del contexto. Relacional Establecer relaciones de subordinación (introduce siempre un complemento).Encabeza los sintagmas preposicionales -----------
Conjunción Coordinante (y, ni, o, sino, pero), subordinante (que, porque, para que, si) Abstracto y dependiente de contexto. Relacional. Establecer relaciones de coordinación entre palabras, sintagmas u oraciones; de subordinación entre oraciones -----------
Interjección Propia (ay, eh, oh, huy…) e impropia (vaya, venga…) Abstracto y dependiente del contexto y la situación Expresión de sentimientos -----------


Sobre esta clasificación, se clasifican las distintas locuciones que son conjuntos de palabras que equivalen a una sola. Según esta equivalencia, existen locuciones nominales (ojito derecho, toma y daca…), adjetivas (de cuidado), verbales (echarle cara, meter la pata, tomar el pelo), adverbiales (a rajatabla), prepositivas (a bordo de, a excepción de, gracias a), conjuntivas (a fin de, a pesar de, por más que…) e interjectivas (ahí va, a ver, ni hablar…).