Distribución de los recursos y herramientas

Existen varias formas típicas de organizar recursos y herramientas en el curso. Ninguna es mejor que la otra, siempre dependerá del curso (corto, largo, mucho material, blended,...) y del enfoque que se le da (organizado por semans, proyectos, centrado en creación de contenido, o en debates,...).

Antes de elegir qué estructura y recursos vamos a añadir a un curso, debemos pensar qué y cómo queremos que los alumnos vean el material, comenten, trabajen en grupo, etc. Necesitamos preparar -al menos mentalmente- un esquema de la senda que seguirá el alumno en el curso, y luego intentar facilitar el paso por esa senda utilizando los recursos que tenemos accesibles.

Organizaciones típicas de curso

Organización por temas o materias

Se colocan todos los ítems relacionados con un tema dentro de una carpeta o página que corresponda a ese tema. Así, los alumnos pueden ir directos a un tema y trabajar en orden sin moverse de la página.

Organización por áreas

Se colocan todas las herramientas de un mismo tipo juntas. Así, los alumnos saben que para comunicarse deberán acceder al área de comunicación, y para realizar un examen, al área de evaluación.

Organización mixta

En este formato, se utiliza una mezcla de las dos anteriores, bien duplicando enlaces o bien creando una estructura más compleja. Como ejemplo, diremos que si el alumno necesita enviar un post al tablero de discusión tras la lectura del tema 1, podría acceder a ese foro directamente desde el área destinada al tema 1 o bien desde el área de comunicación.